Te miro mirar

miércoles, 28 de noviembre de 2012

IRSE DE TEMA


Me gusta la palabra parloteo, así como me gusta la palabra locutor, como retumbando la R, locutor… y me gusta más la palabra interlocutor… como si la R sonara más todavía, interlocutor… usted es interlocutor… yo que soy más bien oreja, muevo la cabeza mientras le hago el dobladillo, tengo siempre alfileres apretados en los labios, sólo muevo la cabeza, tenga o no tenga alfileres, los labios hay que tenerlos cerrados, no vaya a ser cosa que una diga lo que no debe… desde chica, con las clientas lo de los alfileres resulta… y mire que por estos lados se escucha de todo, pero yo, una tumba, una tumba con alfileres, los alfileres son como las flores en esta boca de tumba.
Pero ahora que se fueron aprovecho para mover las cuerdas. No sé si se da cuenta de que cuando hablo muevo cuerdas.
Esas cuerdas que nadie ve pero tiemblan… como esa vez que un hombre me acarició la garganta y las cuerdas temblaron en un sonido mudo, como un quejido seco… y pensé, si se da cuenta, que vergüenza, que falta de recato, cuerdas traicioneras…
Como las cuerdas de los violines y guitarras… esas cuerdas que suenan en las películas cuando las parejas se tocan… esas cuerdas no sonaron cuando me tocó. Me refiero a que esperé que una música de violines nos envolviera pero no… se oía el sonido de su respiración cerca de mi cara y el quejido que venía de mi garganta… será porque yo no estaba preparada, era una purreta que poco sabía de esos menesteres… tampoco supe mucho más después… debió ser por la incomodidad del momento que no se volvió a repetir… fue durante el carnaval… después de un baile… en un rincón en el club… yo tenía la cabeza llena de espuma y papel picado… él se ofreció a limpiarme y le dije que sí, que claro, sin saber que no tenía intenciones santas para conmigo, así son los hombres… era buen mozo… ahí contra la pared, con su aliento cerca, lo pude ver bien… debió ser el quejido que me salió de la garganta lo que hizo que me soltara. Como si tuviera miedo de haberme acogotado. Me miró mientras se alejaba y dijo algo que no entendí por el ruido de una comparsa que pasaba, lo vi cuando se alejaba corriendo… y la garganta me quedó como afiebrada… durante días usé un pañuelo de seda atado para aflojar ese dolor…
Me voy de tema.

Fragmento de "Nada del amor me produce envidia", Santiago Loza.

SOY DE ESAS

Que se meten con aires de enajenada y de cabeza en el bolso/mochila/cartera para buscar algo.

HORROR

Hoy lo oí por primera vez.
El tremebundo Negri, el infaltable de las oficinas.

ASI

"Yo soy una computadora" dijo el tipo que estaba parado en el andén.
Y ahí va la boluda a la que le gusta descontextualizar y hace un chiste mental al respecto.
Cosas así alegran la vida.
 

NOSOTRAS


Nos hacemos las difíciles, las inclasificables.
Nos reconocemos, a veces nos vemos lindas.
Nos pensamos inusuales, nos da casi vergüenza sentirnos diferentes.
No nos importa.
O nos espiamos, o nos miramos descaradamente, despelucadamente.
No nos peinamos, no nos hace falta.
Nos advertimos raritas para algunas otras mujeres, las más peludas.
Nos declaramos la excepción.
Nos hacemos las superficiales, nos sale.
Nos proponemos convencer a los hombres de que así está más bueno.

Nos miramos entre nosotras, las chicas de pelo corto.

martes, 20 de noviembre de 2012

EL ENCANTO DE LO INCONCLUSO


XII

Marina vuelve a contarme de la voz sensual que ondula. El miedo a ser ella misma y la voz sensual que ondula son sus temas recurrentes. El miedo a ser ella misma, debido a la vehemencia y al nivel de reflexión que requiere, es para ocasiones de sobriedad. La voz sensual que ondula, como toda idea primitiva e improvisada, se presenta en situaciones de extrema ebriedad. No le cuesta a Marina llegar a tales situaciones. A mí tampoco.
- Al final somos todas iguales – Sentencia.
Y yo le digo que sí. Juego a generalizar y le digo que somos todas iguales. Y avanzo más allá y le digo que por eso sabemos qué es lo que la otra quiere. O necesita. O desea. Me pregunto cómo llegó la palabra deseo a mi boca. Siento que es la primera vez que la digo: deseo. Se me desliza por la lengua como algo que se derrite.
- Qué es lo que me gusta. A la otra no, a mí. – Me corrige.
Aunque no me preguntó nada, abre grandes los ojos, arquea las cejas y espera. El pedido de su mente no llega hasta sus labios. Pero yo la escucho. La escucho porque yo también soy mujer, porque yo también tengo miedo.
Me gustaría hacer muchas preguntas. Tener la boca decidida de Marina para, frente al miedo, preguntar. Me gustaría saber. Un poco, no completamente o del todo, hasta cierto punto. Me gustaría realmente creer que somos todas iguales y no tener que estar borracha para convencerme. Me gustaría creer que alguien sabe de mi deseo.
Me gustaría que a ella también se le deslice en la lengua como algo que se derrite.

lunes, 19 de noviembre de 2012

EL MIERCOLES VOY A ESCUCHAR A ESTE SEÑOR

En el marco -siempre quise usar esa expresión- del Mauri´s Fest.
Lo más lindo de ir a los festivales de Macri es que cuando lo nombran todos silbamos.
(y por cuarenta pesiños vemos a grossos músicos). 



PARECE QUE ESTA POR TODOS LADOS Y ACA TAMBIEN

Porque me cayó simpático.
Y porque banco a las campañas de concientización que usan como herramienta el humor y no el miedo deliberado.
¡Que solemne que sonó!
Atenti con el que vendió sus riñones, tiene el mejor pasito de baile, lejos.


La letra, por si son medio reacios a la escucha del inglés, laik mi:

Set fire to your hair
Poke a stick at a grizzly bear
Eat medicines that's out of date
Use your private parts as piranha bait
Dumb ways to die, so many dumb ways to die
Get your toast out with a fork
Do your own electrical work
Teach yourself how to fly
Eat a two week old unrefrigerated pie
Dumb ways to die, so many dumb ways to die
 Invite a psycho-killer inside
Scratch your drug dealer's brand new ride
Take your helmet off in outer space
Use your clothes dryer as a hiding place
Dumb ways to die, so many dumb ways to die
Keep a rattlesnake as pet
Sell both the kidneys on the internet
Eat a tube of superglue
"I wonder what's this red button do?"
Dumb ways to die, so many dumb ways to die
Dress up like a moose during hunting season
Disturb a nest of wasps for no good reason
Stand on the edge of a train station platform
Drive around the boom gates at a level crossing
Run across the tracks between the platforms
They may not rhyme but they're quite possibly
The dumbest ways to die, so many dumb ways to die

PORQUE ME GUSTA Y ME GUSTA

¿Dónde pongo lo hallado?
En las calles, los libros
La noche, los rostros
En que te he buscado
¿Dónde pongo lo hallado?
En la tierra, en tu nombre
En la Biblia, en el día
Que al fin te he encontrado
¿Qué le digo a la muerte, tantas veces llamada a mi lado,
que al cabo se ha vuelto mi hermana?
¿Qué le digo a la gloria, vacía de estar solo,
haciéndome el triste, haciéndome el lobo?
¿Qué le digo a los perros, que se iban conmigo
en noches perdidas de estar sin amigos?
¿Qué le digo a la luna, que creí compañera
de noches y noches sin ser verdadera?
¿Qué hago ahora contigo?
Las palomas que van a dormir a los parques
ya no hablan conmigo
¿Qué hago ahora contigo?
Ahora que eres la luna, los perros
las noches, todos los amigos.
¿Qué hago ahora? (Dónde pongo lo hallado) - Silvio Rodríguez

martes, 13 de noviembre de 2012

NO NECESITO SABER NADA MAS PARA DARME CUENTA DE QUE NO NECESITO SABER NADA MAS

Gestión de recursos humanos: Acá sobra alguien en el mundo que sos vos, nada más. O sea, andate del mundo, mirá como te lo digo!

Como todo rechazo absoluto, debe ser un tanto infundado. Supongo se relaciona con el hecho de que me confundan, que no entienda la lógica que manejan, que sospeche que ni ellos mismos la entienden, que responden a los intereses -por lo general funestos- de las grandes empresas, que se hagan los que trabajan con vos cuando en realidad trabajan de hacerte trabajar de la peor manera a vos.

Nunca los quise. Esta semana menos. Estoy enojada. Fui a una entrevista de trabajo y la selectora -ya ese mote lo dice todo- me trató tan pero tan mal que no sé si me da más verguenza rememorar las cosas que insinuó, la forma en que me juzgó y su integral actitud pedante, o rememorar mi falta de reacción frente a todas y cada una de ellas. Este delay emocional que me caracteriza, una vez más me jugó en contra.

Entre las cosas que criticó de mi persona -solo en ésta en particular le doy la ¿razón?- se destacó la supuesta falta de interés que demuestro hacía el lugar donde me postulé para trabajar, no habiéndolo gugleado previamente ("o buscado en una biblioteca, o investigado de alguna otra manera", propuso ella). Es cierto, me chupa un huevo el lugar donde voy a trabajar. No me importa la cantidad de gente que tiene empleada, si es una empresa internacional o no, si contrata personal calificado, ni toda la serie de preguntas que mi querida selectora desplegó a modo ilustrativo. Quiero saber dónde trabajaré, cuántas horas y días y cuánto me pagan a fin de mes. No mucho más. ¿Sabés por qué? Porque tengo dos datos: empresa internacional, que se encarga -entre otras mierdas empresariales- de auditorias. No necesito saber nada más para darme cuenta de que no necesito saber nada más. Me reservo mi curiosidad para cosas curiosiantes. Por lo menos, lo intento.

El hecho de que haya mal utilizado a Alicia en el Pais de las Maravillas, fue otra cosa que me alteró bastante. Lewis Carrrol se revuelva en su tumba. Y vos, lavate la boca antes de hablar de Alicia, porque no tenés ni idea de qué se trata. El hecho de que la uses como metáfora de algo ideal, da la pauta de que no entendés nada al respecto.

(de repente la bronca -y por una vez voy a respetarla y darle lugar- me hace establecer esta especie de monólogo dedicado)

Por suspuesto que, más tarde, la guglié. El resultado: Diversos comentarios buchones en facebook, aplausos a los comentarios botones ajenos, quejas y más quejas, consultas utilísimas y un lema de vida: La imagen lo es todo! :) (sic).

A veces me pregunto si yo soy muy pelotuda o el mundo está muy equivocado.

lunes, 12 de noviembre de 2012

LEY 976.320


Siempre que veas un cartel publicitando la llegada de las agendas del año que ¿vendrá?, un ligero estremecimiento recorrerá tu columna vertebral.

martes, 6 de noviembre de 2012


Calor devuélveme mi vida.
No era la mejor, pero era mía.

LIMBO

Lumbre
Ligamento
Latitud
Lúcido
Llanto
Lento
Lobo
La Luchi
Lisboa
Lúdico
Lentejas
Lumínico
Lanús
Lógico
Lícito
Libro
Límite

Labios
Laburo
Lacónico
Lana
Lápida
Léxico
Lágrimas
Lasagna
Lector
Ligero
Legítimo
Limón
Leitmotiv
León
Lesbiana
Libélula
Luxemburgo
Lanolina
Liberación
Libación
Linóleo
Liar
Litografía
Lípidos
Lituania
Lívido
Logaritmo
Lsd
Lúgubre
Lunático
Letras
Lunes
Luxación
Lírico
Leer