Te miro mirar

miércoles, 5 de diciembre de 2012

RECIPROCIDAD

Cuando sueño con Coco no le cuento que se murió, para que no se ponga triste.
Cuando me despierto pienso que, de todas maneras, el seguro diría "no me macaniés" o "y bueno, qué va a ser".
Y, entonces, a mi tampoco me dolería.

No hay comentarios: