Te miro mirar

lunes, 23 de abril de 2012

POESIA VINTAGE III


Es todo tan confuso que ni siquiera escribirlo sirve


Él entra a hablar conmigo y su perfume queda flotando en el ambiente durante horas
Sin embargo, cuando me preguntan por su olor ya ni lo recuerdo o se me confunde con otros.
Y a las pocas cuadras lo siento en mi ropa como si fuera el perfume propio, el de siempre.


(Mayo 2007)

No hay comentarios: