Te miro mirar

lunes, 28 de noviembre de 2011

REFLEXIONES PROFUNDAS SOBRE TEMAS SUPERFICIALES

En los de mi adolescencia (inclusive el propio) me la pasé fumando afuera (o en el baño). Me parecían patéticos, aburridos, pasados de moda. Ahora también, pero los vivo como si fuera a un recital de Los Auténticos Decadentes. Aprendí a no tomármelos en serio (como a tantas otras cosas, y las que me faltan…). Me deschaveto.

Los cumpleaños de 15: claro exponente de la ley “la experiencia es un peine que te dan cuando te quedás pelado”. Los cumpleaños de 15: una fiesta que solo aprendés a disfrutar cuando el día posterior te va a doler hasta el alma.

No hay comentarios: